Mar. Dic 6th, 2022

Sinceramente y aunque reciba críticas por parte de muchos, no me vale que nos refugiemos en los escándalos arbitrales, que nada que objetar porque es una verdad como un templo, como que también hay que analizar el triste partido del Barcelona contra el Inter de Milán. Teniendo en cuenta el gran condicionante que supuso el arbitraje des del VAR, la realidad es que el equipo no estuvo a la altura, así como el cuerpo técnico, y el esfuerzo ahora debe ser máximo.

No puede ser que no se supiera que el Inter nos iba a jugar poniendo la defensa lo más atrás posible de la portería. No puedes jugar y que en los contraataques el equipo ni siquiera reaccionara, sin que haya un segundo plan ni alternativas por parte del entrenador. Esto demuestra una escasez de ideas cuando toca mover ficha y hacer cambios con el fin de cambiar el rumbo de los partidos.

Las decisiones de Xavi, esta vez, no estuvieron a la altura

Obligados a cambiar el rumbo del barco

Además hay que hablar de la planificación física, que viendo los lesionados que tenemos, tampoco es normal que hayan tantos y esto tampoco podemos exculpar al cuerpo técnico. Con lo cual nos volvemos a complicar la vida en Champions, en el que tendremos que ganar obligadamente dos de los tres partidos sin duda, y obtener un buen resultado contra el Bayern.

Lo positivo, si podemos ver el vaso medio lleno, es que tenemos los partidos en casa, y que peor no podemos jugar, porque el partido de ayer es indigno de un equipo grande y que aspira a hacer una gran campaña. La realidad es que habrá que pelear cada balón si la intención, realmente, es acceder a octavos de final

La Europa League, otra vez al acecho

En definitiva, un mes de octubre muy complicado, lleno de muchos partidos difíciles y que el Barcelona, y sobre todo Xavi Hernández, tendrán que demostrar que son merecedores de poder ostentar a títulos esta temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *