Mar. Oct 4th, 2022

Con la reciente temporada 2021/2022 acabada, llega el momento de valorar el rendimiento dado por los jugadores que componen la plantilla azulgrana. Algunos ya saben cual es su destino, mientras que otros tienen claro que quieren formar parte de este prometedor equipo. Uno de estos jugadores es Eric García, quien ha sido objeto de críticas constantes por parte de la hinchada aunque haya sido su primera temporada en el club.

Eric García, central del primer equipo, llegó el año pasado con la carta de libertad bajo la manga. Procedente de la cantera culé, el jugador se fue al Manchester City en el verano del 2017, donde se acabó de formar en sus categorías inferiores para acabar siendo central del primer equipo, dirigido por Pep Guardiola.

Destino Barcelona

Después de su salida del club inglés, las expectativas con Eric García eran muy altas. El bajo rendimiento de Lenglet, la debacle de Umtiti y las constantes lesiones de Gerard Piqué abrían la puerta al jugador catalán para poner la defensa en un buen lugar. Tras su primera temporada, hay una cosa que se debe tener en cuenta: la juventud necesita tiempo para madurar, y Eric es el mejor ejemplo.

Las constantes lesiones, así como la fragilidad defensiva del equipo, no han ayudado a Eric a encontrar un punto donde sostenerse, a tener una regularidad en la parcela defensiva que le permitiese generar una seguridad que jugadores como Araújo si ofrecen.

Las Críticas

El debate que se ha generado en torno a Eric García y si sus aptitudes son las suficientes para formar parte de un equipo como el Barça, solo habiendo disputado una temporada, muestra la poca paciencia de la afición, si bien esto también viene procedido por la mala temporada del equipo en general. 

Cuando un equipo funciona mal, significa que las piezas del engranaje no acaban de funcionar, pero eso no significa que se tengan que cambiar cada dos por tres, sinó que a lo mejor lo que se necesita es dejarlas tiempo para que se adapten y acaben de funcionar con pleno rendimiento.

No hay que olvidar que el central rechazó renovar con el City, donde Pep Guardiola dejó claro que si este renovaba, seguiría gozando de oportunidades, a cambio de venir al club dondé se formó para cumplir su sueño de jugar en el club que tanto ama, y eso es algo que también debe pesar en esta balanza entre la crítica y el elogio.

Eric García, mucho que demostrar

Aún con sus fallos, lógico para un jugador tan joven como él, la calidad a la hora de jugar está allí. No por nada entrenadores del calibre de Pep Guardiola, Luis Enrique o Xavi Hernández confían ciegamente en él. Su capacidad a la hora de sacar el balón, así como su dominio a la hora de sacar espacios para los demás, dejan claro que sus defectos pueden ser tapados por sus virtudes.

El jugador ha llegado en una temporada muy complicada para el club, tanto en lo deportivo como en lo institucional. Pero no debemos ser tan ciegos y castigar a quienes han demostrado que tienen capacidad para ayudar y mejorar al equipo. El Barça es un club muy grande, pero sus jugadores deben hacerse grandes igual que el club, y no debe de haber dudas que Eric García seguirá ese camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.