Mar. Ene 31st, 2023

El FC Barcelona de Sarunas Jasikevicius se enfrentaba al Panathinaikos, en el Palau Blaugrana por la decimocuarta jornada de la Euroliga, en busca de su tercera victoria consecutiva, segunda en Europa tras vencer al Mónaco a domicilio. El conjunto azulgrana no podía permitirse más tropiezos si quería seguir la estela del actual líder de la Euroliga, Fenerbahçe, quien además, perdió su partido ante Baskonia, dando la opción así al Barça de colocarse como líder de la Euroliga.

Foto de @marc2701mg, CarpetasFCB

Primer cuarto espléndido

El partido comenzaba con un gran Barça, que rápidamente se ponía 6 arriba gracias a dos triples de Laprovittola (8-2). Tras los primeros 4 minutos del partido el resultado dejaba a un Barça acertadísimo desde la línea de 3 (curiosamente encontrando en el sector izquierdo su lugar ideal para probar estos lanzamientos) con 10 puntos de ventaja en el marcador (14-4), tras dos triples de Laprovittola y otros dos de un Mirotic que ha vuelto por la puerta grande, pues en el primer cuarto ya había sumado tres triples. Este gran acierto en los triples de Mirotic y de Laprovittola (con 9 puntos en tres triples cada uno), sumado a una sólida defensa que anulaba constantemente los ataques de Panathinaikos, permitían al Barça irse con una ventaja de +16 al segundo cuarto, con 28-12 en el marcador.

Segundo cuarto

Al inicio del segundo cuarto Saras daba entrada a Jokubaitis, quien tuvo dos tiros libres para poner al Barça 18 arriba pero inexplicablemente erró ambos. Las interrupciones eran constante, con 4 faltas para cada equipo tras poco más de tres minutos disputados. Después de un inicio algo más flojo de los azulgranas que permitía a Panathinaikos colocarse a 11 puntos (31-20), volvía al campo Kalinic, justo después, Panathinaikos cometía su quinta falta y Da Silva anotaba los dos tiros libres, anotando a la siguiente jugada de dos volviendo a distanciar hasta los 15 puntos al conjunto griego.

Sin aflojar en ningún momento, el Barça supo gestionar su ventaja llegando al descanso con ventaja de 13 puntos.

De menos a más en el tercer cuarto

El Barça arrancó el tercer cuarto algo espeso, quizás dormido, dejando acercarse a Panathinaikos a solo 8 puntos de diferencia, lo que provocó que el público visitante, muy presente y ruidoso en las gradas comenzara a venirse arriba. Esta situación llevó a Saras Jasikevicius a pedir un tiempo muerto a los tres minutos, tras este inicio algo más errático, los culers volvieron a encontrarse en el partido, liderados por Mirotic y con un gran Vesely en defensa, lograban imponerse por 11 puntos de ventaja a falta de un minuto y medio, ventaja con la que se llegaría al último cuarto, 62-51.

El Barça cierra la victoria con más sufrimiento del esperado

Tras haberse disputado tres minutos y medio, el Panathinaikos combatía y se acercaba a tan solo 6 puntos de ventaja, el nerviosismo crecía en el Palau, y con él, el aliento de la hinchada griega. Una vez más, el Barça no había sido capaz de cerrar el partido, viéndose abocado a sufrir hasta el final para conseguir el liderato de la Euroliga. La pesadilla parecía hacerse real, el Barça parecía incapaz de reaccionar, dejando a Panathinaikos remontar y colocarse a tan solo un punto de ventaja para los últimos tres minutos. Pero la reacción llegó de un plumazo, con un importantísimo triple de Satoransky a falta de 1:49 que colocaba al conjunto azulgrana cuatro por encima, pudiendo cerrar el conjunto de Saras su victoria y con ello el liderato, eso sí, sufriendo más de lo esperado y con un resultado final 74-68.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *