Logo carpetasfcb.com
Logo carpetasfcb.com
Logo Twitter Carpetas FCB
Logo Instagram carpetas FCB
Los jugadores del Barça Atlètic en un corro antes de comenzar un partido

Las promesas de la Masia a las que el Barça quiere subir su cláusula

El club quiere asegurarse el futuro de sus canteranos antes de acudir al mercado

La irrupción de tantos talentos en las categorías inferiores es una noticia muy positiva para el equipo. El futuro parece estar en buenas manos pero, primero, hay que asegurarlo.

A pesar de que muchos de ellos tienen contrato para uno o dos años más, existe una posibilidad de que se marchen.

Sus cláusulas tan bajas preocupan a la dirección deportiva. Tanto, que ya se está trabajando para aumentarlas cuanto antes.

Hay jugadores que ya han debutado con el primer equipo como Marc Guiu o Marc Casadó. Otros como Marc Bernal, aunque todavía no lo han hecho, han despuntado en las categorías inferiores. 

Esto les ha puesto en el radar de muchos equipos, que se han interesado por ellos. Ahora mismo, la intención del club es protegerlos a toda costa.

Objetivo primordial: subir sus cláusulas

Desde los despachos se han puesto en marcha para proponerles nuevos contratos. Además de prolongar su duración, sus precios de salida se incrementarían considerablemente.

Las cláusulas de rescisión de los canteranos son bajas, entre tres y seis millones, máximo diez, dependiendo de los jugadores. Con sus renovaciones, su precio de salida rondaría los 20 millones.

Así se asegurarían su continuidad, tal y como sucedió hace unos días con Héctor Fort.

Las renovaciones de 'los Marc' encarriladas

El club ya se ha reunido con estos jugadores y todo parece ir por buen camino. Guiu  sabe que llegar a ser el ‘9’ del Barça  es complicado, pero cree que puede competir con Vitor Roque para ser el delantero suplente. Aunque hay equipos que han preguntado por su cesión, su deseo es triunfar como culé.

Por otro lado, Casadó ya ha acordado su renovación por tres años más, hasta 2027. El capitán del Barça Atlètic podría formar parte de la primera plantilla el año que viene. Así lo hizo saber Joan Laporta a los medios.

En cuanto a Bernal, cumplió hace unas semanas 17 años, por lo que según la normativa no puede firmar un contrato de larga duración. Las partes han pactado tres años, con una opción de dos más. Esta fórmula es la que ya se ha utilizado con Lamine Yamal o Pau Cubarsí.

La buena noticia para el Barcelona  es que los tres están muy comprometidos con el club y no tienen intención de moverse.

La Premier, al acecho

Aunque sus negociaciones están muy avanzadas, existe cierto miedo a que se entrometan grandes clubes de Europa. A día de hoy, sus cláusulas son una ganga tal y como está el mercado.

Prácticamente cualquier equipo de la Premier puede pagar estos seis millones y arrebatarle al Barça  a cualquiera de ellos. Además, pueden hacer ofertas muy tentadoras a las que la dirección azulgrana nunca podría alcanzar.

Como ya pasó con el interés del Chelsea  por Cubarsí, los clubes ingleses no han dejado de analizar a los jóvenes del Barcelona. De ahí la urgencia por renovar a las promesas de la Masia  y blindarles ante la amenaza de estos gigantes europeos.