Logo carpetasfcb.com
Logo carpetasfcb.com
Logo Twitter Carpetas FCB
Logo Instagram carpetas FCB
El jugador del Real Madrid Vinícius sonriendo

Vinícius vuelve a provocar al Barça

El extremo brasileño no sabe ganar y siempre hace acciones fuera de lugar, esta vez encarándose con el banquillo del Barça

Un Clásico es un Clásico. Siempre es tenso y con máxima intensidad. De hecho, ni los amistosos lo son cuando se trata de un Barça-Madrid.

Eso ya ha quedado demostrado recientemente en los partidos de pretemporada en Estados Unidos. Pero, últimamente, el que siempre sale en la foto de los momentos más calientes es Vinícius Júnior. El jugador brasileño tiene una actitud lamentable. 

El partido de Vinícius

El jugador carioca fue uno de los jugadores más destacados del partido, consiguiendo anotar tres tantos. Tras haber calentado el encuentro con sus gestos, hizo unas sorprendentes declaraciones en el post partido.

Vinícius indicó que "yo me quedo muy triste porque todos quieren pelear conmigo, ya que saben que van a salir en la prensa. Intento estar centrado en el partido para hacerlo bien".

Aun así, añadió que "no soy un santo. A veces hablo demasiado o hago regates que no debo hacer, pero estoy aquí para mejorar. Ancelotti y mis compañeros me están enseñando". 

El feo gesto de Vinícius

Más allá de los típicos rifirrafes de un partido de este nivel, el encuentro no tuvo grandes incidentes hasta el minuto 71. Fue en ese instante cuando llegó la expulsión de Ronald Araujo. El jugador uruguayo, que ya estaba amonestado de forma muy rigurosa por el penalti cometido en el primer tiempo, vio la segunda amarilla.

Otra vez en una jugada con Vinícius. Esta vez, el central charrúa llegó a destiempo al balón de forma involuntaria y golpeó la pierna del extremo brasileño. Segunda amarilla clara. 

Cuando el Barça y sus jugadores estaban protestando la decisión del colegiado, llegó el primer gesto que encendió a algunas personas del banquillo del Barça. Vinícius celebró y se rio de forma muy exagerada ante la expulsión de Araujo. 

A partir de aquí, miembros del banco azulgrana le recriminaron el gesto al carioca. Poco satisfecho con haber empezado el encontronazo, Vinícius se dirigió al banquillo del Barça haciendo un cuatro y un uno con los dedos. 

Estaba recordando el resultado del partido. Un gesto más de un jugador que es un impresentable.