Mar. Dic 6th, 2022

«Shock» es la palabra que podría definir de la mejor manera las reacciones al anuncio que propició Gerard Piqué en el que confirmaba su retiro. Una reacción que no solo involucra el ambiente azulgrana, sino que engloba al mundo del fútbol de forma genérica. El que puede ser el defensa más icónico de la última década decidió, finalmente, dar un paso al costado.

No faltaron las sentidas palabras de despedida de sus cercanos y excompañeros, tales como Puyol, Xavi, Joan Laporta e, incluso, Sergio Ramos. Reacciones que engloban la magnitud que tenía (y tendrá) un jugador como Piqué a lo largo de los años. Una huella «imborrable» y, seguramente, difícil de reemplazar.

Por más que su retiro pueda ser justificado, y sin ser la mayor estrella del fútbol, no somos conscientes de que no habrá otro jugador que reúna todas sus características.

Piqué, como un símbolo de éxito azulgrana

15 años vistiendo la camiseta del primer equipo del Barça no le han pesado. En aquel periodo de tiempo, Gerard Piqué cosechó una cantidad de 30 títulos:

  • 3 Champions League
  • 8 Ligas de España
  • 7 Copas del Rey
  • 3 Supercopas de Europa
  • 3 Mundiales de clubes
  • 6 Supercopas de España

Para sorpresa de muchos, es el tercer jugador con más galardones en la historia del club culé. Una hazaña ‘a su medida’. No obstante, un vistazo general a su carrera como azulgrana no es suficiente para comprender la grandeza que el nacido en Barcelona ha llevado consigo.

Gerard Piqué debutó un 13 de septiembre de 2008, contra el Racing, en el Camp Nou.

Quien tuvo la dicha de jugar al lado de los mejores jugadores del mundo, como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, entre otros, también ha demostrado que es un jugador carismático y ‘polémico’, pues declaraciones como «Para mí es una sinfonía que me piten en el Bernabéu» o «Que te silben en el campo del Espanyol es mejor que el sexo» quedarán siempre en la memoria de los hinchas culés.

Gerard Piqué le ha dedicado toda su vida al Barcelonismo, y esto le ha retribuido un cariño de la afición y una serie de éxitos que son relevantes al momento de comprender la huella del jugador de 35 años.

Sí, pudo haber un mejor final…

Muchos están de acuerdo en que el camino de Gerard Piqué con el Barça pudo haber acabado mucho antes. Esta es una historia que se ha alargado más de la cuenta, lo que ha llevado consigo que las críticas se posen sobre él en gran medida. Ciertamente, no es el final que esperábamos.

Sin embargo, reitero: no volveremos a ver a otro ‘Gerard Piqué’. No hay ni habrá un jugador que reúna todo lo que fue ni el legado que dejará. Y aunque se le haya criticado (y se le siga criticando), se le recordará por la leyenda que es ahora.

No cabe duda de que es triste ver a una figura como Gerard Piqué retirándose de los terrenos de juego, y sobre todo con la fidelidad que le ha demostrado al Barça, siendo este su último club. Hoy toca despedirlo en el Camp Nou a lo grande, pues es lo que merece. Se cierra un libro que si bien pudo haber tenido un mejor final, fue maravilloso.

Por Francisco Calderón

Director y Jefe de Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *