Mar. Dic 6th, 2022

El equipo, con Xavi a la cabeza, sabe que debe conseguir cambiar el rumbo y generar un punto de inflexión en un mes de Octubre clave para el desarrollo de la temporada.

Tras los últimos tropiezos, los de Xavi han dejado muy malas sensaciones en los recientes encuentros, quedando prácticamente eliminados en Champions y perdiendo el liderato de La Liga en apenas una semana. Esta dinámica ha generado un ambiente de tensión entre los aficionados culés que apuntan en diferentes direcciones buscando responsables mientras que la directiva mantiene la fe en el técnico.

La dinámica

Ciertamente, las expectativas eran altas esta temporada después de que el club realizase grandes esfuerzos económicos para disponer de un equipo competitivo que aspirara a todo, no obstante, y de manera inexplicable, el equipo después de una buena dinámica inicial se desmoronó tras el parón de selecciones. A ello cabe añadirle la multitud de lesiones sufridas y los escándalos arbitrales de Munich y Milán que lastraron la confianza del grupo.

Pero no toda dinámica del equipo puede ser atribuible a estas circunstancias. Al aficionado le surgen muchas preguntas: las lesiones son casualidad? se podrían haber evitado con una preparación diferente? Por qué se ve a un equipo sin ideas? De quien es la responsabilidad?

Mes vital

Ante estas cuestiones, algunos señalan a jugadores y otros al propio Xavi, pero lo cierto es que ni unos ni otros han conseguido hasta el momento sobreponerse a la situación. El equipo se enfrenta a un mes de Octubre vital para el devenir de la temporada, con enfrentamientos ante equipos muy complicados donde encadenar resultados negativos es un lujo que el equipo no puede permitirse.

Es ahora cuando Xavi deberá demostrar que es capaz de cambiar la dinámica y llevar al equipo, de nuevo, a la senda del triunfo. El equipo debe cambiar radicalmente y es por ello que el de Terrassa deberá tomar decisiones radicales, las primeras de ellas en su próximo partido ante el Villarreal.

Para bien o para mal, el Barça no espera. Se busca el punto de inflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *