Mar. Oct 4th, 2022

El Fútbol Club Barcelona se proclamó campeón de las ligas 91/92 y 92/93, ambas dos con un final similar y un mismo protagonista, el Club Deportivo Tenerife.

Temporada 91/92: la primera de las dos Ligas de Tenerife

El Fútbol Club Barcelona llegaba a la última jornada de Liga en una dinámica muy positiva después de sumar 4 victorias en los últimos 4 partidos, que le habían permitido situarse a tan solo un punto del Real Madrid. Además, el cuadro dirigido por Johan Cruyff había ganado su primera Copa de Europa días antes de disputar el tramo final de Liga, lo que suponía un subidón importante para la plantilla, el cuerpo técnico y la afición.  En aquel entonces las victorias valían solo dos puntos y, a falta de un partido, el cuadro culé sumaba 53.

El Real Madrid, líder de la competición a falta de una jornada, sumaba un total de 54 puntos, y venía de realizar unos últimos partidos un tanto irregulares. Pese a ello, desde la capital tenían plena confianza en salir campeones, ya que en la última jornada se enfrentaban a un Tenerife que no tenía nada en juego.

El Dream Team levanta la primera Copa de Europa de la historia del club (imagen: Eurosport)

Barcelona vs Athletic Club y Tenerife vs Real Madrid

Al Barcelona le tocaba medirse al Athletic Club en el Camp Nou, en un partido donde los vascos no se jugaban nada.

El cuadro culé salió muy concentrado desde el primer minuto y poco antes del descanso se puso por delante con un tanto de Stoichkov. Poco después de empezar la segunda mitad, el búlgaro firmaría su doblete para sentenciar el encuentro. El Barça tenía la Liga en su mano, pero no dependían de sí mismos, ya que la victoria del Madrid hacía a los blancos campeones.

Por su parte, el Real Madrid visitaba Tenerife para enfrentarse al conjunto chicharrero, que tampoco se jugaba nada.

La tarde no pudo empezar mejor para los intereses de los blancos. Dos goles de Hierro y Hagi en la primera media hora de juego dejaban el título prácticamente resuelto, pero justo antes del descanso, Quique Estebaranz recortaba distancias anotando el 1-2. La segunda mitad transcurría con calma, sin grandes ocasiones, hasta llegar al minuto 70, cuando el colegiado del encuentro, García de Loza, decidía expulsar a Villarroya, defensa del Madrid. Con un hombre menos sobre el césped y los nervios a flor de piel, Ricardo Rocha cometería un fallo garrafal y anotaría el 2-2 en su propia portería. Los blancos empezaban a ver como el título de Liga peligraba y solo un minuto después del 2-2, una temeraria cesión de Sanchís a Buyo provocaría el caos total tras el gol a placer de Pier Luigi Cherubino, que suponía el 3-2 definitivo.

En el Camp Nou, la afición estallaba de alegría. Por primera vez en su historia, el Barcelona era campeón de Europa y de Liga en un mismo año.

Temporada 92/93: la historia se repite

Con la primera de «Las Ligas de Tenerife» aún presente en la retina de aficionados merengues y culés, el calendario quiso que un año después se diese otra vez un Tenerife vs Real Madrid en la última jornada. Repitiendo el mismo patrón de la campaña anterior, el Real Madrid llegaba en lo alto de la tabla, con un punto de ventaja sobre su eterno rival.

En esta ocasión, la Real Sociedad fue el rival de los culés en el Camp Nou, mientras que el Real Madrid volvía a viajar hasta Tenerife para enfrentarse al cuadro dirigido por Jorge Valdano, que tras una gran temporada se jugaban clasificarse para competiciones europeas.

El cuadro dirigido por Johan Cruyff hizo su trabajo y derrotó a los donostiarras por 1-0 con gol de Stoichkov, como el año anterior. El Barcelona era virtualmente campeón a la espera de un nuevo milagro.

El Real Madrid, por su parte, llegaba a Tenerife después de un viaje un tanto torcido, ya que uno de los dos vuelos que transportaba a los miembros del club había sufrido problemas en el sistema de refrigeración provocando temperaturas de 50ºC dentro de la aeronave. Pese a ello, el partido se pudo disputar sin mayores problemas.

Los jugadores del Tenerife sabían que tenían en sus manos una oportunidad histórica de meter al club chicharrero en Europa por primera vez y salieron a comerse al rival desde el pitido inicial. En el minuto 11, Dertycia anotaba el 1-0 desatando la locura en las gradas. En el 42, a tres minutos del descanso, Chano ponía el broche final con el 2-0. Durante la segunda parte, dos expulsiones, una para cada equipo, y poco más. Por segundo año consecutivo, el Tenerife dejaba sin liga al Real Madrid y ayudaba al Barcelona a proclamarse campeón.

Por Ángel Gómez

Redactor en Carpetas Blaugranas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.