Mar. Oct 4th, 2022

En el verano de 2019, el Barça cerró una incorporación que si bien no tuvo mucho impacto en su momento, dejaría patente el por qué de su importancia. Pedro González López, conocido popularmente como “Pedri”, fichó por el club azulgrana en septiembre de 2019, pero estuvo toda la campaña 2019-2020 cedido en Las Palmas, donde ya despuntaba.

El jugador llegó en una situación compleja: con el reciente burofax donde Messi pedía salir del club, así como la inestabilidad institucional de la entidad. De esta manera, las primeras impresiones no generaron mucho revuelo, pues las miradas estaban puestas hacia otro lado. No obstante, la realidad es que, a pesar de los constantes problemas del club y de su entorno, Pedri apareció como el mejor regalo que podría recibir un aficionado: un jugador joven con talento para ilusionarnos a todos.

Imagen: Transfermarkt.com

Referencia

Desde la salida de Xavi y Iniesta, el club ha ido vagando sin rumbo en busca de sus sustitutos. Posiblemente, esa idea errónea de encontrar jugadores de talento especial ha hecho que se hayan acabado haciendo apuestas un tanto extrañas, jugándose por otro tipo de perfiles de interiores. Pero con la llegada de Pedri todo cambia, volviendo a buscar jugadores pequeños y de gran calidad técnica.

La evolución del canario en su tiempo en el FCB es estratosférica, asumiendo galones a raíz de los diferentes contextos que ha ido viviendo el club. Con un Busquets acabando de quemar etapas, así como con un Frankie desubicado, han obligado al jugador a tener más responsabilidades en el mediocampo hasta el punto que llegó a ser el mejor socio que tuvo Messi en su última temporada en el club.

Imagen: DIRECTV Sports

El Liderazgo de Pedri

Después de una lesión que le dejó apartado para el inicio de la temporada 2021-2022, fruto de la excesiva carga de trabajo que asumió el jugador durante el año, así como con la selección española en la Eurocopa y en los juegos olímpicos, el canario se encontró con un Barça totalmente cambiado. Ya sin Messi como líder, con los capitanes “tocados” y con Ansu aún recuperándose, el panorama volvía a pedir una aparición que salvara los muebles al equipo. 

Y ahí es donde Pedri volvió a demostrar su grandeza, ya no solo por su espléndido juego, sino por su capacidad de cambiar el rostro de la plantilla en los partidos. No se veía nada igual en mucho tiempo. Alguien que, en tan poco tiempo, demostrara lo bien preparado que está para liderar a un club como el FCB. Pedri, con 19 años.

Imagen: El Nacional.Cat

El “Nuevo” 8

Después de la desoladora temporada que vivió el club en cuanto a títulos y resultados, la esperanza vuelve para una afición que está deseosa de ver a sus jugadores, así como disfrutar de los fichajes que están por venir. Ahora, con el 8 en la espalda, todo pasa por volver a disfrutar de su juego.

Lo que está claro es que, dentro de la camada de jóvenes que atesora el club azulgrana, Pedri se encuentra en la cúspide. Aún con lesiones de por medio, el canario ha demostrado ser el mejor jugador del equipo, capaz de transformar derrotas en victorias de gran valor. Xavi sabe que tiene a un diamante que ya brilla por su propio pie.

Imagen: Tinta Amarilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.